Qué información necesitas (concreción):

 

¿Sabes qué tipo de información necesitas?: un informe sectorial, un balance financiero, datos estadísticos, artículos de revista especializados, etc.

 

Además, saber qué filtros te ayudarán a definir tu búsqueda (área geográfica, delimitación temporal e idioma, por ejemplo) hará que los resultados de tus búsquedas sean mucho más adecuados a tus necesidades.

 

Dónde buscar información.

 

Antes de empezar a consultar las bases de datos, si no sabes por dónde empezar a buscar información, contacta con el CdD para orientarte en tu búsqueda.

Las bases de datos disponibles en el Campus Virtual, y el catálogo del CdD te ayudarán a buscar información. Para saber dónde buscar la información que necesitas, consulta la sección Dónde encontrar….

 

Planifica y haz tu búsqueda.

 

  • Planifica: piensa lo que estás buscando, decide cuáles son las palabras que mejor describen la materia sobre la que buscas información. Probablemente tendrás que probar con diferentes palabras, según los resultados que recuperes, a lo largo de tu búsqueda.

 

  • Redefine tu búsqueda: si recuperas demasiados resultados después de haber hecho una búsqueda, seguramente tendrás que incorporar más conceptos o filtros (temporales, geográficos, etc.).

 

  • Si recuperas demasiados pocos resultados, prueba de eliminar conceptos y filtros de tu búsqueda para hacerla más amplia. Ponte un tiempo máximo de búsqueda y para si no has encontrado los resultados adecuados. Entonces contacta con el CdD.

 

Evalúa los resultados de tu búsqueda.

 

Una forma rápida de evaluar localidad y relevancia de la información que has encontrado es preguntando:

¿Quién?: ¿quién es el autor?; ¿cuál es la editorial?; ¿cuáles son las características de la publicación o fuente de información?, etc.

Si no conoces esta información, prueba a hacer una búsqueda rápida por internet.

¿Qué?: ¿las conclusiones del autor son claras?; ¿a quién se dirige la información recuperada?; ¿la fuente de información es primaria (producida por el autor/a) o secundaria (está elaborada a partir de ideas de terceros)?; etc.

¿Cuándo?: ¿cuándo se publicaron los datos?; ¿es información demasiado poco actualizada como para poder ser utilizada en mi investigación?

¿Dónde?: ¿dónde está publicada la información que he recuperado?; ¿el autor/a cita las obras que ha consultado para llegar a sus conclusiones?

 

Guarda la información que encuentras y utilizas.

 

Para cualquier material o fuente que consultes durante tu trabajo, es importante que guardes lo que encuentres, así como la información de dónde y cuándo consultaste la información.

Esto te facilitará la elaboración de referencias, citas y bibliografía, así como revisar los pasos que has dado durante tu investigación.

 

Para más información, consulta la sección Citar documentos.